Alquiler de tumbonas

Estás cansado de los descensos y la emoción y necesitas un momento de relax; te apetece tomar un poco el sol, tumbarte cómodamente bajo la sombra, quieres leer un libro o el periódico, echarte un poco la siesta o a tus niños no les gusta el tacto de la hierba…

Alquila una tumbona para esos momentos de sosiego, paz, relajación y tranquilidad, además de para broncearte y observar cómo se divierten tus hijos en las distintas atracciones o, simplemente, nadando en la piscina. Por supuesto, si alquilas una cabaña de la zona VIP, las tumbonas vienen en el estupendo lote.

Opinión
Close